domingo, 4 de mayo de 2014

Pan de queso y yuca

 
Siempre que iba a comprar almidón de mandioca en los locutorios me preguntaban: "¿Es para hacer pan de queso?", y yo siempre me quedaba con la duda de qué era eso del pan de queso.
Como en Granada es complicado (o era) encontrar almidón agrio de yuca, lo encargué para que me lo compraran en Madrid. Me trajeron un par de kilos de harina de yuca (o mandioca), que no es lo mismo que almidón agrio de yuca, por lo que la he tenido mucho tiempo relegada en un estante olvidado de la cocina.
El otro día la rescaté, y me propuse darle uso, por lo que me acordé del pan de queso y me fui a buscarla a "San google". Sé que este tipo de pan es muy típico de Brasil, pero en el resto de centro y sur américa también tienen sus recetillas. Di con un blog de un chico de Costa Rica, "Cocina costarricense", donde apareció esta receta tan sencilla, la cual modifiqué ligeramente,  con unos resultados espectaculares.




Ingredientes:

  • 450 g de harina de yuca (o 2 tazas)
  • 250 g de queso rallado (o 1 taza). Yo usé uno de virutitas del mercadona.
  • 10 g de levadura fresca
  • 50 g de mantequilla blanda
  • 1/2 taza de agua
  • una pizca de sal (cuidado con el queso que utilizas)

En un recipiente se pone la harina, el queso y la mantequilla en trozos. Yo templé un poco el agua y deshice la levadura en ella. Se incorpora a lo sólido y, con las manos limpias, se van mezclando los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.
Se van cogiendo pedazos de masa y haciendo una bola con ellos, más o menos del tamaño del que queramos obtener los bollitos. Cuando tengamos los bollos, a mi me salieron unos 8, se dejan reposar en un lugar cálido, tapado, unos 40 o 60 minutos. Yo les hice una cruz en la superficie, no muy profunda.
Pasado este tiempo (a mi no me doblaron el volumen), se ponen en una bandeja engrasada o con papel vegetal. Con el horno previamente pre-calentado a 180º con calor arriba y abajo, se mete la bandeja en la parte de abajo, dejándose hornear unos 25 minutos o hasta que estén doraditos.
Me encantó el resultado. Blanditos, jugosos y con un sabor buenísimo. A los dos días siguientes seguían estupendos, blanditos e igual de ricos.
Totalmente recomendables. ¿Puedes conseguir harina de yuca donde vives?

4 comentarios:

  1. Hola,
    pues precisamente pasé el otro día por un negocio donde venden productos internacionales, principalmente hindús y latinos, y cogí harina de yuca.
    Yo vivo en Madrid :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene varios usos que ya estoy investigando. Seguro que le sacas mucho partido... ya me contarás que haces con ella.
      Gracias Vane.

      Eliminar
  2. Gracias por compartir esta receta. Yo consigo harina de yuca en un par de tiendas, una de ellas es un supermercado de productos asiaticos, y la otra es una tiendecita de productos latinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario, Sarusquina. Y como la utilizas?? Yo al principio era no sabía muy bien para que podía venir bien.
      Saludos

      Eliminar